poríferos
Poríferos

 

 

 

 

        

  Inicio

 

         Los Poríferos son popularmente conocidos como las esponjas.

Tipo de animales que comprende organismos muy simples ya que carecen de verdaderos órganos siendo considerados, por ello, los animales pluricelulares más primitivos.

No están organizados en verdaderos tejidos y las células son capaces de existir independientemente, y tienen propiedades de regeneración muy notables.

 

El cuerpo de las esponjas tiene forma de saco con un pedúnculo para fijarse a rocas y plantas. Están constituidas por una capa de células externa y otra interna, entre las que hay una masa de células errantes y otras productoras de espículas.

 

Todo el cuerpo de la esponja está perforado por infinidad de orificios por donde penetra el agua con partículas alimenticias a la cavidad atrial, que está tapizada de células flageladas llamadas coanocitos, que absorben el alimento.
 

 

Corte de una esponja córnea en el que se observa la red de espículas.

 

Las esponjas se caracterizan por poseer un esqueleto formado por espículas calcáreas, o, más corrientemente silíceas.
A veces tienen fibras córneas.
 

     Reproducción

 

      Las esponjas pueden producir óvulos y espermatozoides a la vez y fecundarse a sí mismas. Una vez realizada la fecundación, el huevo comienza su desarrollo en el interior o mesénquima. Luego, la larva se desprende y forma una nueva esponja. También pueden reproducirse asexualmente por gemación o crecimiento de yemas.

 

   Tipos de esponjas

      Según su estructura

      Los poríferos se dividen en tres clases:

  • calciesponjas o esponjas calcáreas;

  • demosponjas, con espículas silíceas, y

  • hexactinélidas, con espículas silíceas y córneas